Las habilidades blandas son aquellas capacidades que posee una persona y que le permiten poder comunicarse o poder interactuar con otras de una manera clara, precisa, efectiva y enfocada principalmente al trabajo, pero también tienen un fuerte vínculo con la vida diaria.

Estas habilidades no son solo resultado de algo al azar, son el resultado de la combinación de varios factores como: habilidades sociales, habilidades de comunicación, habilidades de comportamientos, actitudes, hábitos y valores que tiene una persona de forma individual y al exterior con otras personas y con su entorno.